www.ligaepilepsia.cl

Noticias

Alejandro, un caso de esfuerzo y éxito

Alejandro Aguilera ya es todo un “clásico” en nuestro Centro de Desarrollo Integral (CEDEI). Ingresó en 2013 con solo 5 años y hoy es uno de los estudiantes más antiguos del centro.

Con un diagnóstico de epilepsia refractaria, Trastornos del Espectro Autista (TEA) y discapacidad intelectual leve, Alejandro comenzó sus atenciones en el CEDEI gracias al entonces recién creado Programa de Estimulación Infantil. En su extensa “estadía” han sido diversas las profesionales que han trabajado con él, pasando por psicopedagogía, psicología, terapia ocupacional e incluso por el programa piloto de kinesiología implementado el año pasado en el centro.

En la actualidad, recibe dos veces por semana las atenciones de la psicopedagoga Elena Fernández, quien no oculta el orgullo de ver los grandes avances que ha tenido Alejandro en estos años y especialmente los últimos meses.

“Los logros que hemos tenido con Alejandro son muy importantes y este último tiempo el trabajo que han tenido sus padres ha sido muy significativo, tanto así, que este año aprendió a leer. A los 13 años. Es poco común que un niño comience a leer a esa edad. Y ahora estamos a punto de aprender a multiplicar y eso para un niño con Necesidades Educativas Especiales (NEE) es un gran logro!”, explica Elena.

TRATAMIENTO A LA MEDIDA

El trabajo de las psicopedagogas del CEDEI con este tipo de niños se construye sesión a sesión. “Lo primero es lograr establecer el vínculo”, recalca Elena, y luego apelar a toda la experiencia y originalidad posible para lograr conectarse e “ir interviniendo didácticamente a través de distintas técnicas y elaborar un tratamiento individual según las capacidades del menor”.

Con una vasta experiencia de más de 15 años, el área de Psicopedagogía del CEDEI atiende actualmente a más de 60 niños y niñas, teniendo por principal objetivo apoyarlos en las diversas áreas del aprendizaje, en complemento a sus estudios escolares.

“Resulta clave poder conocer al paciente, pero también su entorno familiar y escolar y así generar un plan de tratamiento integral. Los desafíos de hacer psicopedagogía en epilepsia se han convertido en lograr personalizar los planes de tratamientos para entregar una atención de calidad y que cobre sentido en el o la niña”, explica el jefe del CEDEI, Mauricio Pizarro.

LA CLAVE DEL ÉXITO

Los importantes avances que ha tenido Alejandro – explican en el CEDEI- se dan por la combinación de factores que son clave a la hora de aplicar este tipo de tratamiento: ser constante, tener una alta tasa de asistencia a las terapias y unos padres muy comprometidos.

“La familia de Alejandro ha sido vital, incluso cuando nacieron sus hermanos menores, su mamá y su papá siguieron muy pendientes de él, y se reparten las tareas por igual”, cuenta Elena.

Y tras años de arduo trabajo, se comienzan a ver los frutos del esfuerzo: “por ejemplo, el año pasado, por horario, tuvimos que ponerlo en un grupo con niños con otras dificultades y era impresionante como Alejandro terminaba primero las actividades. Él en ese entonces no sabía leer y era muy rápido en realizar actividades de estrategias cognitivas, de atención o de memoria, entre otras. En ese tipo de cosas se nota todo el trabajo que ha habido detrás en todos estos años”.




Páginas:       1