epilepsias

Preguntas Frecuentes

¿Cómo está constituido el cerebro?

El cerebro está constituido por varios billones de células, llamadas neuronas que actúan como pilas o acumuladores y que, al funcionar, tienen actividad eléctrica armónica. Esta, normalmente, nos permite pensar, movernos, leer, oir, etc.
En personas que tienen epilepsia esta actividad eléctrica es brusca y excesiva originando una descarga anormal.


¿Cómo se manifiestan las crisis?

Si la descarga afecta a un gran número de neuronas, la persona puede sufrir una crisis (ataque) y su manifestación depende de las funciones que tengan las neuronas afectadas. Así: si la descarga proviene de las neuronas encargadas del movimiento, la crisis se expresa como sacudidas de todo el cuerpo o de una parte de éste. Esta crisis la denominamos crisis convulsiva o convulsión.


¿Qué otro tipo de crisis se pueden presentar?

Si la descarga es de neuronas que regulan la conciencia o estado de alerta, la crisis se expresa como una desconexión fugaz del medio, es decir, el paciente pierde la conciencia y el control de los músculos por un breve período de tiempo.

¿Cuáles son las causas de las epilepsias?

Existe un número considerable de casos cuyas causas no se han podido determinar. Aquellas que no tienen evidencias de una lesión en el cerebro y si existen factores genéticos, las denominamos Primarias o Idiopáticas.
Cuando se ha identificado la causa probable, o su origen, se denominan Secundarias o Sintomáticas.

¿Cuáles son las causas más frecuentes de las epilepsias?

A nivel mundial existen 5 grandes causas de Epilepsias
- Daño cerebral por asfixia al momento del nacimiento, por una atención inadecuada del parto o falta de atención profesional del parto.
- Infecciones del cerebro por virus, bacterias o infestación de parásitos como con el embrión de la tenia (cisticercosis).
- Traumatismos encéfalo-craneanos accidentales y no accidentales, entre los que se puede incluir el síndrome de maltrato infantil.-
- Accidentes vasculares cerebrales
- Epilepsias determinadas genéticamente

¿Qué otras causa de epilepsia existen?

También hay otras causas como:
- Intoxicaciones medicamentosas
- Tumores cerebrales
- Malformaciones cerebrales congénitas
- Demencias (Alzheimer)
¿Como se clasifican las crisis de epilepsia?

Se clasifican en:

• Crisis generalizadas: una descarga cerebral anormal que se origina en forma simultánea a todo el cerebro, siendo el síntoma inicial la pérdida de conciencia.
• Crisis parciales: la descarga anormal se origina un área específica del cerebro y puede extenderse al resto, por lo que inicialmente puede no existir pérdida de conciencia.

¿Qué son las crísis tónico-clónicas generalizadas?

Dentro de las crisis convulsivas, las crisis tónico-clónicas generalizadas son las más conocidas y comunes; se inician a cualquier edad y generalmente se manifiestan por:
- Una pérdida repentina de la conciencia, caída del paciente, una contracción sostenida o intensa de todos los músculos y dificultad temporal para respirar (fase de contracciones tónicas) luego sacudidas musculares breves (fase clónica), posible mordedura de la lengua o parte interior de la mejilla, salivación espumosa y palidez. En esta fase puede haber incontinencia de orina y/o deposiciones.
- Posteriormente la respiración se normaliza paulatinamente, vuelve a tener conciencia aunque puede permanecer confuso temporalmente y con sensación de cansancio. La crisis dura de dos a cinco minutos y el período de recuperación hasta 30 minutos.


¿Qué son las crisis de ausencia?

Las crisis de ausencia son crisis generalizadas. Se manifiestan por una breve desconexión (10 a 20 segundos), detención de la actividad, con mirada fija y parpadeo, a veces con contracciones breves de los miembros, inclinación del tronco y cabeza hacia atrás, rotación y sacudidas de los ojos, movimientos de la boca, lengua y dedos, entre otros.

¿Qué son las crisis focales o parciales?

Son formas de crisis epilépticas que afectan a sólo una parte del cerebro, y las manifestaciones iniciales se relacionan con esa parte afectada.
Las crisis parciales se subdividen en:
a) Crisis parciales simples
b) Crisis parciales complejas

Las crisis parciales simples se caracterizan por preservación de la conciencia. Pueden darse a cualquier edad, aunque son más frecuentes en el adulto. Las causas principales son: tumores, traumatismos y otras lesiones localizadas en el cerebro.
Se caracterizan por contracciones musculares de la mitad del cuerpo, una extremidad o una parte de ella, sin pérdida de la conciencia.
Ocasionalmente se manifiestan con hormigueo en un lado del cuerpo u otras alteraciones de acuerdo con la parte del cerebro afectada.
Las crisis parciales complejas se caracterizan por compromiso de la conciencia por lo que el paciente con frecuencia no recuerda el ataque y no puede describirlo.
Pueden tener manifestaciones diversas. Habitualmente el paciente interrumpe lo que está haciendo, en ocasiones palidece y hace girar los ojos, puede caer en estado de ensoñación y sumirse en movimientos automáticos que carecen de sentido. Por ejemplo: movimientos repetidos de los labios, besuqueo, lamidos, deglución, masticación, frotación de las manos, desvestirse, cambiar de sitio las cosas, repetición sin sentido de palabras, etc.
La duración es generalmente de uno a dos minutos, pero a veces persiste durante mucho más tiempo.

¿Cómo se hace el diagnóstico de las Epilepsias?

Es fundamental que antes de iniciar el tratamiento, el médico haga un diagnóstico preciso de la epilepsia.

1.- HISTORIA CLINICA
Constituye un elemento clave en el diagnóstico de la epilepsia.
Para elaborarla, el médico requiere una descripción detallada de los episodios que pueden corresponder a crisis epilépticas. La descripción debe ser hecha por un testigo ocular de las crisis, al igual que la frecuencia e intervalos máximos y mínimos sin ataques.
La historia debe incluir información sobre el embarazo, parto, desarrollo psico-motor, enfermedades previas al paciente y si hay o no otros casos de epilepsia en la familia.

2.- EXAMEN FISICO Y PRUEBAS DE LABORATORIO
En todo paciente con indicios de algún tipo de epilepsia, el médico debe hacer un examen físico completo, incluyendo un examen neurológico detallado; en algunos casos se solicitará exámenes de sangre, orina y otras pruebas de laboratorio, las mismas que tienen por objeto establecer si las crisis obedecen a una causa que pueda ser corregida. En las epilepsias primarias el examen físico es normal; mientras que en las epilepsias secundarias se detectan anormalidades en el sistema nervioso.

3.- ELECTROENCEFALOGRAMA;

4._ESTUDIOS DE IMÁGENES CEREBRALES

¿Qué es el Electroencefalograma (EEG)?

El EEG es el registro gráfico de la corriente eléctrica producida por la actividad de las neuronas y puede ayudar a identificar una actividad eléctrica anormal en el cerebro.
Todo paciente con epilepsia debe hacerse un EEG en su evaluación inicial. Es infrecuente que un paciente tenga una crisis mientras se está efectuando el EEG de rutina; por lo que no es raro que dicho examen en un paciente con epilepsia sea informado como normal, lo cual no elimina la posibilidad de que ese paciente tenga epilepsia; es el médico quien debe hacer el juicio-diagnóstico correspondiente.

¿Cómo se realiza el Electroencefalograma? (EEG)

El estudio electroencefalográfico se efectúa colocando unos pequeños discos metálicos en determinados lugares de la superficie del cráneo, en los que previamente se ha aplicado una crema electrolítica conductora o de colodión, para asegurar de modo estable esos discos y a la vez que transmiten las señales de la actividad eléctrica del cerebro hacia la máquina que se encargará de amplificar esas señales y registrarlas en un papel (electroencefalograma). Los discos metálicos reciben el nombre de electrodos y se colocan según normas internacionales para tales registros.
Durante la realización del estudio es conveniente informar a paciente sobre lo que se va a hacer, a fin de disminuir su normal inquietud por lo desconocido. Habitualmente debe permanecer acostado, con los ojos cerrados, si bien se le ordenará la apertura y el cierre intermitente de los párpados para observar los cambios que se producen en el registro. También se practicará la llamada hiperventilación, consistente en una serie de respiraciones profundas y continuadas que hacen expeler el dióxido de carbono (CO2) de la sangre a través de los pulmones, lo cual modifica la acidez de la sangre (ph sanguíneo) hacia el lado alcalino.

Durante el registro se efectúa también la estimulación luminosa o fótica a frecuencias variables (fotoestimulación).
El tiempo necesario para realizar un EEG es de aproximadamente una hora, la mitad del cual se emplea para colocar los electrodos y preparar al paciente, y sólo 20 o 30 minutos se utilizan en el registro propiamente dicho de la actividad cerebral.

¿ Cuál es el rol de los estudios de imágenes cerebrales?

Para establecer la causa de la epilepsia en un paciente determinado, el médico puede solicitar un estudio que permita tener imágenes de las diferentes estructuras del cerebro y detectar algunas anomalías que pueden ser el origen de la epilepsia
Para esto, existen dos modalidades:
• La Tomografía Axial Computarizada (TAC) y
• La Imagen por Resonancia Nuclear Magnética (RNM)

¿Cuál o cuáles son los tratamientos que existen para la epilepsia?

Los tratamientos para la epilepsia son, fundamentalmente, cuatro. Todos y cada uno de ellos apuntan a mejorar la calidad de vida del paciente, lo que se refiere a que no haya discriminación, la persona se inserte bien y que logre controlar totalmente o reducir sus crisis.  El primero es el tratamiento con fármacos. Se trata de antiepilépticos que logren un adecuado control de las crisis, con la menor cantidad de efectos secundarios. Es decir, que no alteren la calidad de vida del paciente, que pueda trabajar bien, etc. Entre el 60 y 70% de los pacientes con epilepsia responde bien al tratamiento farmacológico.Si los fármacos no dan resultado, se puede pensar en la segunda opción, que consiste en una intervención quirúrgica. Esta cirugía está indicada sólo para pacientes cuyo tratamiento con fármacos no ha sido exitoso y que tienen un tipo de epilepsia específico, el cual puede ser operado.   Una tercera posibilidad, también en caso de que no resulte la terapia farmacológica, es la dieta cetogénica, que consiste en un régimen alimenticio rico en ácidos grasos, lo que produce una sensación similar al ayuno, acidificando el entorno cerebral y disminuyendo las crisis.  La cuarta posibilidad es el estimulador vagal, que consiste en una especie de marcapasos, conectado al nervio vago, el cual marca impulsos eléctricos, que no son percibidos por la persona, para que el nervio bloquee la ocurrencia de crisis, o disminuya sus efectos. Esta alternativa es la menos común y, junto a la cirugía, la más costosa. Las más habitual es el tratamiento farmacológico.

 

¿Cómo es el tratamiento farmacológico de las Epilepsias?

En la actualidad el tratamiento con medicamentos adecuados, denominados fármacos antiepilépticos (FAEs), hace la diferencia entre una vida temerosa y aislada y otra plena y exitosa.
El propósito del tratamiento con medicamentos es el prevenir las crisis, no curarlas; por ello la medicación deber ser tomada por periodos largos (meses o años).
El tratamiento de la epilepsia no es uniforme, las necesidades de cada persona son únicas y puede tomar algún tiempo encontrar la dosis adecuada del medicamento antiepiléptico.
Usualmente, el médico empieza el tratamiento con dosis bajas y se va incrementando poco a poco de acuerdo con la respuesta individual de cada paciente; de esta manera, el médico busca el máximo control de las crisis con el menor número de efectos no deseados tales como somnolencia, irritabilidad, náuseas, cansancio, entre otros.
El tratamiento con fármacos antiepilépticos se rige a los siguientes principios generales:
• La mayoría de los casos de epilepsia pueden ser controlados adecuadamente con los medicamentos antiepilépticos.
• En la mayoría de pacientes es necesario un solo medicamento, pero existen unos pocos casos que requieren más de uno.
• Es muy importante que el medicamento sea administrado diaramente según la prescripción del médico. Los cambios en la dosis o en la frecuencia de la administración, sin el aval del médico, son muy peligrosos.
• Cuando el diagnóstico y el tratamiento son hechos tempranamente, hay una buena posibilidad de que le paciente pueda vivir sin medicación luego de un período de tratamiento adecuado. La duración del tratamiento depende del tipo de epilepsia y es el médico quien debe decidir el momento de retirar el tratamiento.
• Algunos medicamentos antiepilépticos pueden producir sedación excesiva y dificultades en la concentración y la memoria. Es importante que el profesor reporte al médico tratante estas dificultades en los escolares al para los ajustes necesarios de la medicación.
• Cuando un paciente tiene crisis epilépticas muy seguidas o un ataque dura más de 5 minutos (estado epiléptico) se trata de una verdadera urgencia médica y debe ser llevado inmediatamente al servicio de salud más cercano.

¿Qué hacer frente a una crisis de epilepsia tónico-clónica?

Prestar los primeros auxilios, para lo que debe:
• Mantener la calma.
• Proteger a la persona para que no se lastime.
• Retirar a la persona de objetos peligrosos como fuego, vidrios o cables eléctricos.
• En caso de que la persona no esté en cerca de un peligro, no moverla. Sólo retirar los objetos de su alrededor.
• Colocarle algo suave bajo la cabeza.
• Tan pronto como los movimientos de sacudida terminen, asegurarse de que la persona respira libremente.
• Aflojar la prenda de vestir en la cintura y el cuello.
• Girar a la persona sobre un costado para permitir que la saliva fluya de su boca y pueda respirar mejor.
• Observar a la persona hasta que haya recuperado totalmente la conciencia.
• Impedir que se aglomere gente a su alrededor.
• Después de la crisis, la persona puede encontrarse confusa. Se le debe explicar lo sucedido y hacer que descanse hasta que se haya recuperado por completo.
• Si la crisis convulsiva se prolonga más de 5 minutos, o si se presenta un estado de crisis continuas sin que la persona recupere la conciencia (estado epiléptico) o si una persona tiene una convulsión y no se conoce que tenga epilepsia, debe tener atención médica urgente.

¿Y las crisis menores no convulsivas?

Es poco probable que la persona caiga y se lastime, ya que en este tipo de crisis el paciente no pierde la conciencia, Puede presentar movimientos involuntarios de una parte del cuerpo (crisis parciales simples), o puede tratarse de desconexiones (ausencias).
• En las crisis de ausencias o desconexiones, pierde la conciencia. Su inicio y final son imperceptibles y dura alrededor de 20 segundos, por lo que se recomienda recordarle aquello que hacía, o lo que se le estaba diciendo.
• Crisis parciales complejas (movimientos automáticos repetitivos)
• Hablarle calmadamente, dando seguridad a la persona y a los demás.
• Protegerlo de peligros.
• Quedarse con la persona hasta que recupere la conciencia.
• No detenerlo a menos que sea esencial para su seguridad.

¿ Las personas con epilepsia necesitan modificar su estilo de vida?

Las personas con epilepsia no requieren compasión; necesitan ayuda y comprensión, es decir, estímulo positivo para lograr una vida sin restricciones.
La mayoría de los problemas que presenta la persona con epilepsia pueden ser resueltos usando el sentido común, para lo cual necesariamente se deben tener en cuenta los factores siguientes:
• Tipo de crisis
• Severidad de las crisis
• Edad del paciente
Ante el diagnóstico de epilepsia por lo general, las personas se sorprenden y atemorizan. Ello conduce a que el paciente se le sobreproteja, especialmente si es niño. Es aconsejable que una vez controladas las crisis y proporcionando el control médico adecuado, la confianza sea restablecida para motivarle a que afronte la vida en forma normal, tanto como sea posible.
Un saludable estilo de vida con actividades físicas y mentales contribuye al éxito del tratamiento y al control de las crisis epilépticas.
Cada caso es único, por lo que debe consultarse al médico qué deportes practicar y con cuáles ser precavido.
Las precauciones que deben tomarse en los deportes, se detallan a continuación:

1. Natación: una persona con epilepsia nunca debe nadar sola, debe ser supervisada por un buen nadador que conozca del problema para que sepa cómo actuar ante una crisis. No permitir el buceo ni la tabla deslizante.
2. Ciclismo: Por lo general las personas con epilepsia pueden montar bicicleta tomando las precauciones normales que todo ciclista debe tener, incluyendo el vestuario y casco apropiados.
3. Equitación: las personas con epilepsia que cabalgan no deben hacerlo sin compañía y deben usar casco apropiado.
4. Gimnasia en aparatos: No es aconsejable la gimnasia en aparatos de altura: como barras, argollas, trapecios para quienes tengan crisis epilépticas acompañadas de pérdida de conciencia. Si lo hacen deben tener red de seguridad y tener compañía de apoyo durante el ejercicio.
5. Andinismo: Contraindicado por el riesgo de caída durante una crisis.
6. Buceo: Contraindicado por las dificultades para auxiliarlo ante una crisis.